Type and press Enter.

Cómo empezar tu primer huerto en casa

Hacer tu propio huerto y cultivar hortalizas es muy fácil y sencillo. En cualquier terraza, balcón, patio o jardín… por más pequeño que sea tu espacio, puedes producir hortalizas para auto consumo. Además,  ¡no tienes que gastar mucho para empezar!

Desde enero empecé con este proyecto personal de poner mi propio huerto y he ido aprendiendo mucho con lecturas, cursos y la misma práctica. Aquí te comparto algunos puntos básicos para orientarte a empezar tu huerto en casa que me han ayudado a  mí.

Fotografía por Elizabeth Rubio

Ubicación del huerto

Es importante analizar y ver bien dónde vas a empezar tu huerto, ya que la mayoría de las plantas necesitan sol directo para crecer y desarrollarse correctamente. Otras, necesitan un poco de sombra.

Debemos distribuir nuestro huerto y situar las plantas en el espacio que mejor se ajusta a sus necesidades.

La tierra

La tierra donde vamos a cultivar nuestras hortalizas debemos intentar que esté suelta, esponjosa y aireada.

Una de las mejores mezclas para la tierra de tus hortalizas es 60% de tierra de hoja, 20% perlita y 20% de fibra de coco. El propósito de la tierra de hoja es que es un elemento vivo que nutre las plantas, y la perlita y fibra de coco retienen la humedad y airean la tierra.

Fotografía por Elizabeth Rubio

Los abonos

Como todas las plantas, las hortalizas necesitan nutrientes para crecer y desarrollarse correctamente.

Algunos abonos que puedes utilizar en tu huerto son: composta, humus de lombriz o vermicomposta, estiércoles (de caballo, gallina, oveja, etc), abonos orgánicos concertados de distinta procedencia (guano, harina de pescado, sangre, etc) o abonos con formulaciones especiales.

Ten en cuenta que no todas las hortalizas necesitan la misma cantidad de abono, algunas son más exigentes que otras.

El espacio donde plantar

Puedes empezar chico y algo no muy demandante. Por ejemplo en bancales, contenedores, huacales o las cajas de plástico que utilizan en supermercados para frutas y verduras. Sólo con que la tierra tenga buen drenaje y se pueda mantener la humedad.

Es importante no plantar muchas hortalizas juntas. Cada una de las hortalizas necesitan un espacio mínimo para crecer correctamente. Lo que si puedes hacer es alternar diversas plantas en función de sus ciclos de crecimiento.

Fotografía por Elizabeth Rubio

Sembrar semillas o comprar plantel

Antes de empezar tu huerto debes de decidir si quieres germinar tus propias semillas o si prefieres comprar un plantel. A mi me gusta más empezar desde cero germinando las semillas.

Si decides sembrar las semillas debes de estar muy al pendiente de tus semilleros para que no les falte humedad ni la temperatura que necesitan para germinar.

¡Cada planta necesita su tiempo para germinar! Algunas semillas germinan rápido, como los tomates entre 5-6 días, y otras necesitan más tiempo, como las de los pimientos hasta 20 días.

Te recomiendo sembrar más de una semilla para asegurarnos la germinación de por lo menos una.

Cuando germinen, con mínimo unos 10-15 cm de alto, podemos transplantarlas en el espacio destinado al huerto. Antes de transplantarlas podemos eliminar las más débiles dejando solo una plantilla por alveolo.

También hay que saber cuales son las hortalizas que se siembran en semilleros y cuales son las que tienen que sembrarse directamente en el espacio destinado al huerto.

El riego

Debemos de aprender a regar nuestro huerto. No necesita la misma cantidad de riego un plantel que acabamos de transplantar a que cuando alcanza su tamaño máximo y esté en plena producción.

También influye la época del año en la que estamos. Normalmente se necesita más riego en verano que en invierno.

Un buen consejo es que aprendas a observar tus plantas y ver si el sustrato esta seco o húmedo. También si sus hojas se ven aguadas, apagadas o tristes puedes darte cuenta que necesitan riego.

Fotografía por Elizabeth Rubio

La distribución de las plantas en el huerto

Al planificar el espacio que vas a destinar tu huerto, ten en cuenta la necesidades nutritivas, de luz y de compatibilidad entre las distintas familias de plantas.

Es conveniente aplicar una rotación de cultivos dentro de las parcelas en que tienes dividido tu huerto.

Aparte de las distancias que debes de guardar entre las plantas. No todas las variedades de hortalizas pueden ser cultivadas unas al lado de otras.

Plagas

Va a llegar un momento en que tendrás algunas plagas. Las más comunes son la mosca blanca, gusano minador, orugas, chapulines, áfidos, etc. Hay un sin fin de pagas. Por esto es MUY importante tener conocimientos de plagas y soluciones.

Estos son algunos puntos básicos de cómo empezar tu huerto en casa. Claro que para cada uno de estos puntos hay un montón de información. Existen muchos libros, publicaciones, blogs y foros en internet donde puedes encontrar respuesta a las dudas que posiblemente surjan conforme vayas avanzando en tu huerto.

También de seguro existen muchos huertos urbanos en tu ciudad y puedes acercarte con ellos para que te asesoren sobre el hermoso mundo de los huertos.

Lo importante es empezar y durante el proceso darte cuenta que necesitan tus plantas e informarte.

Fotografía por Elizabeth Rubio