Type and press Enter.

Tu Peor Pesadilla y 6 Trucos Para Evitarla

¡La larga espera ha terminado, la noche de brujas ha llegado! Una noche terrorífica en donde el miedo es fundamental. El significado de Halloween lo podemos interpretar como la cercanía entre el mundo de los vivos y los muertos. Y nosotros, podemos seguir disfrazándonos y comiendo dulces hasta el cansancio con la excusa de que ¡es Halloween!.

Llegan los festejos en la noche, pasa desfilando un grupo de amigas vestidas de momias, en la pista ves a unos lookalikes de Uma Thurman y John Travolta en Pulp Fiction y a un lado de los baños las gemelas de El Resplandor tienen la mirada clavada en ti.

El día que esperábamos con ansia llega a su fin más rápido de lo que nos hubiera gustado. El encanto duró solo una noche y tú muy apenas te acuerdas de los detalles de la fiesta. Te quitas los restos de glitter al día siguiente y ves algo brillando en tu cabello. ¡Una cana! Conoces el terror de verdad. ¡Que terrooooor!

Concepto y Artículo: Victoria S., Producción y Talento: Mariel M., Fotógrafo: Raymundo Curiel, MUA: Greta L. Arriaga para Fierce & Femme, Modelo: Ross

A todos nos da pavor perder nuestra hermosa juventud, se nos escapa de las manos y no podemos detener el tiempo. Por eso, en conmemoración a Halloween, vamos a hablar de eso que a todos nos espanta pero y que solo hay una manera para alentar el proceso de envejecer. La manera más sencilla de preservar nuestra juventud es cuidando de ella. Nos dimos a la tarea de buscar tips para que esta pesadilla se tarde en aparecer en nuestro reflejo. ¿Quieres una piel joven por más tiempo? Aquí te dejamos 6 de los más sencillos para empezar una rutina para cuidar tu piel:

Siempre usa bloqueador

Si existiera un secreto para que tu piel luzca más joven, es el uso del bloqueador. El sol es el peor enemigo para tu piel ya que causa manchas, decoloración y arrugas. Incorpora el bloqueador como tu rutina para antes de salir de casa. Opta por uno que sea de 30 SPF o más, con antioxidantes para proteger el colágeno de tu piel y evita los que contengan alcohol que puedan resecar tu piel.

Lava tu cara diario con un limpiador suave

La limpieza es muy importante. Nuestra cara acumula el maquillaje y cremas, el cebo natural, los contaminantes y las bacterias con la que tenemos contacto durante nuestro día. Procura buscar limpiadores con formulas suaves, con bajo pH y sin dejarse llevar por ingredientes que suenen muy fancy. Al momento de aplicarlo hazlo en movimientos circulares sin tallar para evitar irritar la piel.

Cuida tus hábitos

A veces acciones tan pequeñas y rutinarias, como acostarnos boca abajo, son las que hacen más daño a nuestra piel. Si tienes la costumbre de dormir con tu cara en la almohada, te tengo una mala noticia. Al presionar nuestro rostro sobre la almohada, creamos pliegues que en cuestión de tiempo serán arrugas. Aparte de prevenir arrugas, dormir boca arriba alivia los molestos dolores de cuello y espalda y mejora nuestra postura.

Antes de dormir y cuando apliques tus productos, recuerda de hacerlo con ligeros golpecitos. La piel de nuestro rostro es muy delicada y cobra facturas muy caras. Si tallas o frotas los productos, esto lastimará tu piel al inflamarla empeorando problemas como el acné o la rosácea.

Concepto y Artículo: Victoria S., Producción y Talento: Mariel M., Fotógrafo: Raymundo Curiel, MUA: Greta L. Arriaga para Fierce & Femme, Modelo: Ross

Hidrata tu piel

Nuestra piel con el paso del tiempo produce menos cebo lo que provoca que la piel tienda a secarse más fácilmente. La resequedad de la piel deja tu piel deshidratada marcando aún más las líneas de expresión y arrugas. Obtén una piel radiante y luminosa con ayuda de una crema que hidrate y revitalice tu rostro, cuello y manos. ¡No olvides tomar agua también!

Introduce retinoide a tu piel

¿Cuándo es el mejor momento para empezar una rutina antienvejecimiento? ¡Nunca es demasiado temprano! Si estas clueless y no estas segura en qué producto invertir primero, vete por la opción que contenga retinoide. Derivado de la vitamina A, el retinoide es conocido por minimizar las líneas de expresión y arrugas, suavizar la piel y disminuir las manchas oscuras. ¡Es prácticamente magia en un botecito!*

*Acude con tu dermatólogo y pregúntale qué presentación es mejor para tu tipo de piel.

Cuida tu alimentación y haz ejercicio

Eres lo que comes, nuestro cuerpo es un reflejo de nuestra dieta. El cuidado de nuestra piel comienza desde adentro. Encuentra una dieta balanceada que aporte nutrientes a tu piel; frutas y verduras ricas en antioxidantes, proteína que ayudará a mantener la masa muscular que tendemos a ir perdiendo con la edad, y reduciendo el consumo de azúcares.

Junto a aprender a comer, debemos darnos el tiempo para activar nuestro cuerpo. Con 30 minutos de ejercicio diario, tu cuerpo puede llegar a verse y sentirse mejor. Tu cuerpo sufrirá menos los achaques de la vejez y te mantendrás reluciente por más tiempo. Flexibilidad, postura, aceleramiento del metabolismo, desarrollo de músculos, evita enfermedades crónicas… ejercitarte te traerá muchos cambios positivos a tu vida. ¿Lo mejor? Lucirás más feliz, descansada y lista para comenzar/terminar el día relajada y enfocada.

Nunca es tarde para comenzar una rutina para cuidar nuestra piel. Visita a tu dermatólogo, invierte en productos buenos para tu tipo de piel, cuida tu alimentación y ejercítate. El tiempo no lo podemos detener, pero sí podemos es envejecer bonito y disfrutar luciendo un cuerpo y rostro joven por más tiempo. ¡Olvidémonos del terror de crecer!

Para esta sesión, tuvimos como musa a Ross Brillosa quien fue fotografiada por Raymundo Curiel. Greta L. Arriaga de Fierce & Femme maquilló a Ross con una sombra azul inspirada en los años 70s. Aquí les dejamos el resultado:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *